Lo mejor de haberme perdido es haberme encontrado

Esta es mi historia : A mis 24 años tuve a Alicia y fue justo ahí cuando me fui de caras contra la realidad… entre noches en vela, pañales sucios, llantos que no lograba comprender bien porque que eran y muchísima confusión,   comprendí que no existe nada más alejado a la maternidad que las vallas y comerciales publicitarios, que estamos llenos de mitos y ante todo que nadie nos prepara para ser madres; pues si, ahí estaba yo… confundida, entre felicidad e incertidumbre, llena de miedos y ganas de hacer todo a la perfección entonces me dije a mi misma: Continuar leyendo

Alicia no quiere comer…

Alicia esta a pocos meses de cumplir 2 años (el tiempo pasa muy rápido!) y yo NO fui de esas afortunadas y pocas madres que sus hijos comen de todo, a las horas que son, sin pataletas, sin avioncitos fallidos, sin promesas de chucherías, y ante todo sin frustraciones.

Por   esto mi esposo (supongo que cansado de mis quejas maternales jajajaja) y yo decidimos llevar a Alicia a la nutricionista, y la historia es la siguiente: Continuar leyendo

El “destete” es para los papás

El "destete" es para los papásLlevo dos semanas trabajando en mis practicas que es lo único que me hace falta para por fin graduarme y ser esa profesional que tanto me he soñado… y he aprendido varias cosas de esta experiencia, por ejemplo a aceptar la vida tal como viene ( así suene muy hippie) y es que mi estructura de personalidad me lleva a ser un tanto controladora (si mi esposo estuviera escuchándome decir eso haría una cara como diciendo: “¿un tanto? ¡MUY controladora!”).

Por eso con muchas lagrimas de frustración he aprendido a aceptar y amar el tiempo que la vida nos impone, aprendí a valorar lo que hoy Continuar leyendo

El reloj de Alicia

El reloj de AliciaDesde que Alicia nació escuché acerca de la importancia de ponerle rutinas en los bebes, que se despierten a cierta hora, que desayunen y coman la fruta, almuercen y tomen la siesta a determinada hora, algo que me dijeron mucho es que era muy importante bañarla antes de dormir y que siempre fuera a la misma hora para que ella durmiera mejor. Continuar leyendo

Las mascotas de mi hija

Las mascotas de mi hijaDesde mucho antes de tener a Alicia mi esposo y yo tenemos dos gatas, Lila y Canela, las cuidamos como si fueran nuestras propias hijas, y al quedar embarazados muchas personas nos decían que íbamos a tener que salir de ellas porque eso me iba a afectar en el embarazo o que me  contagiarían de toxoplasmosis y cuando la bebé naciera le podían hacer daño por celos. Continuar leyendo